Comer alimentos en mal estado tiene graves consecuencias

Nota publicada el dia 7 may 2012

El Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS señala que el consumir alimentos en proceso de descomposición o en mal estado puede tener un efecto grave en la salud de la persona que los haya consumido.

 

Los principales causantes de la descomposición de los alimentos se clasifican en virus, hongos, bacterias del  medio ambiente y parásitos de los propios alimentos.

 

Los excesos de temperatura, humedad, luz, oxígeno o el clima, son factores que provocan cambios físicos y químicos que se manifiestan por sus alteraciones en olor, color, sabor ó textura de los mismos.

 

Por ende, el Instituto recomienda envasar al vacío los alimentos, refrigerar frutas, verduras y comidas de origen animal, congelar  lo que no se vaya a consumir próximamente; así como lavarse las manos antes y después de preparar alimentos, al igual que lavar los alimentos que lo requieran.

 

Ingerir algún alimento en descomposición puede causar desde un dolor estomacal hasta una infección grave, la cual no se tolere la incomodidad que genere y simplemente acabar en un hospital. Los niños y las personas mayores, son los más propensos a contraer alguna infección de este tipo.

 

Los síntomas son problemas estomacales, deshidratación, náuseas, vómitos, cólicos, diarrea, fiebre y escalofríos, debilidad, dolor de cabeza y botulismo la cual puede llevar esta última a la muerte.

 

Si usted presenta algún síntoma acuda a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) de adscripción donde su médico familiar o en el área de Urgencias de la misma clínica lo pueden atender de la mejor manera, dándole el tratamiento oportuno con seguimiento a fin de evitar que su salud merme.

Galería de fotos

| Sitio desarrollado por Tecreadi Consulting |